Encabezado de página

Open Journal Systems

Enfermedades de transmisión sexual en niños y adolescentes, contagio por el virus del papiloma humano

Bertha Elizabeth Benavides Yánez, Mery Adriana Franco Carrasco, Roberto Jairo Tuesca Armijos, Marcelo Kevin Taiano Espinoza

Resumen


El aumento actual de las enfermedades de transmisión sexual específicamente el virus del papiloma humano entre niños y adolescentes y las graves consecuencias que pueden seguir a la infección deben hacer que la prevención de este tipo de infecciones en este grupo de edad sea una prioridad. La identificación de una enfermedad de transmisión sexual en un niño más allá del período neonatal tiene implicaciones médicas y legales. La gonorrea y la sífilis se transmiten casi exclusivamente por vía sexual y son marcadores útiles de abuso sexual en los niños. Sin embargo, las excepciones ocurren; por ejemplo, la infección rectal y genital con Chlamydia trachomatis en niños pequeños puede deberse a una infección perinatal persistente, que puede persistir durante hasta 3 años. La infección causada por el virus del papiloma humano (condiloma acuminado) presenta un problema similar, ya que el período de latencia después de la adquisición perinatal puede ser de 2 años o más. Otras enfermedades de transmisión sexual, como la vaginosis bacteriana, pueden adquirirse de forma no sexual y se han identificado tanto en niños maltratados como en niños no abusados. Cuando la única evidencia de abuso sexual es el aislamiento de un organismo o la detección de anticuerpos, los hallazgos deben ser cuidadosamente confirmados.


Palabras clave


Enfermedad de transmisión sexual, Papiloma, Niños.

Referencias


Goldman, L., & Clarke, G. (1980). Condyloma Acuminata in Infants and Children. Jama Dermatology.112(9):1329

Marquina, W. (2013). Condiloma Acuminado (Verruga Genital). Revista científica Ciencia Médica. 16(1): 47

Mataix J., Betlloch I., Pasto N., Bañuls J., & Martínez M., (2008).Verrugas anogenitales: estudio clínico-patológico y virológico. Anales de pediatría. 69(6): 499-595.

Mouesca, J., Indart, M., Stabilito, L. (2012). Verrugas anogenitales y sospecha de abuso sexual infantojuvenil. Archivos argentinos de pediatría. 110(5): 438-444.

Ñíguez, J.C., García L., Pérez, J., Guillén A., Mari, P. (1996). Condilomas acuminados en niños: presentación de un caso, estado actual y protocolo de actuación. Anales Españoles de Pediatría.44: 292-4

Picconi, M. (2013). Detección de virus papiloma humano en la prevención del cáncer cérvico-uterino. Medicina (Buenos Aires). 73(6): 585-596

Robinson, A., & Watkeys J. (1999). Genital warts in children: problems of management. Journal of Clinical Forensic Medicine. 6(3): 151-5

Stumpf, P. (1980). Increasing occurrence of condylomata acuminata in premenarchal children. Obstetric Ginecology. 56(2): 262-4

Zacharisen M., & Conley S. (2006). Papilomatosis respiratoria recurrente en el niño: simulador de procesos respiratorios comunes. Pediatrics. 62(5). 729-34


Texto completo: PDF

DOI: 10.26820/recimundo/2.(3).julio.2018.410-421

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Top